LICEO PSICOPEDAGÓGICO SAN ÁNGELO
  
  

CATEQUESIS

 

Se trata de una celebración católica en la que participan niños y niñas de entre 7 y 12 años después de haber recibido la preparación al sacramento en el curso PPdenominado catequesis durante el año escolar, dentro de las Instalaciones del Liceo San Ángelo. Para poder tomar la comunión el niñ@ ha de estar bautizado.

1. ¿Qué es la Primera Comunión?

Es un rito católico que celebra la primera vez que una persona participa del sacramento de la Eucaristía: recibe el Cuerpo y Sangre de Jesucristo. La primera comunión tiene lugar generalmente a partir de los 7 años, sin embargo, se puede recibir con cualquier edad siempre que el niñ@ esté bautizado. Forma parte de los tres sacramentos llamados de la “iniciación cristiana ”(bautismo, eucaristía y confirmación)

2. ¿Qué se necesita para recibir la Primera Comunión?

- El niño tiene que estar bautizado
- Ha de prepararse para este sacramento acudiendo a un curso llamado catequesis, en el que le enseñarán los principales preceptos de la Iglesia Católica 
- Antes de recibir el Cuerpo de Cristo, el niño tiene que confesar sus pecados ante el sacerdote

3. ¿Con qué edad se puede recibir la Primera Comunión?

La Iglesia Católica recomienda que los niños la reciban cuando tengan un conocimiento suficiente, es decir, cuando tengan uso de razón (normalmente a los 7 años). Además deben recibir una preparación cuidadosa,  de manera que entiendan el misterio de Cristo según su capacidad y puedan recibir el cuerpo del Señor con fe y devoción.

4. ¿Qué requisitos se necesitan para recibir la Primeras Comunión?

Primeramente es necesario estar bautizado.  Haber recibido la instrucción religiosa suficiente que capacite al niño para comprender el significado de la Eucaristía en su vida personal y comunitaria.

5. ¿Para qué sirve la Primera Comunión?

Comulgar por primera vez supone integrar al niño en la vida cristiana adulta. Coincide con un cambio de etapa en su proceso de maduración humana. El niño ya va siendo consciente de sí mismo y empieza a desarrollar un cierto sentido crítico. Aún necesita de la presencia continua de los padres, pero ya es capaz de ir tomando algunas decisiones por sí mismo. Hasta ahora los padres han podido traer a su hijo a la Iglesia sin que él comprenda muy bien lo que significa la Eucaristía. La Primera Comunión le prepara para participar ¡activamente! en ella, celebrándola todos los domingos  que le ayude a vivir la fe con alegría e ilusión.

LA INFORMACIÓN OPORTUNA Y ESPECÍFICA SE ENVIARÁ CUANDO SE ABRAN LAS INSCRIPCIONES PARA LA CATEQUESIS.